Lo Último

Si eres Autor prueba la opción Entrada Nueva en la pestaña Entradas. Utiliza Chrome para ver el blog completo.

Date de alta como Autor en Universo Mágico Público

Comunidades para disfrutar de la Astronomía: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads

Colecciones de Google Plus para disfrutar del Universo: Astronomía en fotos - Astronomía en vídeo

The Cat's Eye Nebula

The Cat's Eye Nebula or NGC 6543, is a relatively bright planetary nebula in the northern constellation of Draco, discovered by William Herschel on February 15, 1786. It was the first planetary nebula whose spectrum was investigated by the English amateur astronomer William Huggins, demonstrating that planetary nebulae were gaseous and not stellar in nature.



Structurally, the object has had high-resolution images by the Hubble Space Telescope revealing knots, jets, bubbles and complex arcs, being illuminated by the central hot planetary nebula nucleus (PNN). It is a well-studied object that has been observed from radio to X-ray wavelengths.


Credit: NASA, ESA, HEIC, and The Hubble Heritage Team (STScI/AURA)

Estrella brillante brillante del lagarto de Hubble

Estrella brillante brillante del lagarto de Hubble

28 de abril de 2017

Fuente: NASA / Goddard Space Flight Center

Resumen:
El objeto brillante que se ve en esta imagen de Hubble es una estrella simple y poco estudiada llamada TYC 3203-450-1, ubicada en la constelación de Lacerta. La estrella está mucho más cerca que la galaxia mucho más distante.


HISTORIA COMPLETA

El objeto brillante que se ve en esta imagen de Hubble es una estrella simple y poco estudiada llamada TYC 3203-450-1, ubicada en la constelación de Lacerta. La estrella está mucho más cerca que la galaxia mucho más distante.

Crédito: NASA / Hubble ESA

En el espacio, la sobrecarga es un riesgo ocupacional. Esta imagen del telescopio espacial de la NASA / de la ESA captura una galaxia nombrada NGC 7250. A pesar de ser notable en su propio derecho - tiene explosiones brillantes de la formación estelar y de las explosiones registradas de la supernova - se mezcla en el fondo algo gracias a gloriously bright star hogging El centro de atención junto a él.

El objeto brillante que se ve en esta imagen de Hubble es una estrella simple y poco estudiada llamada TYC 3203-450-1, ubicada en la constelación de Lacerta. La estrella está mucho más cerca que la galaxia mucho más distante.

Sólo de esta manera una estrella normal supera a una galaxia entera, que consta de miles de millones de estrellas. Los astrónomos que estudian objetos distantes llaman a estas estrellas "estrellas de primer plano" ya menudo no son muy felices por ellas, ya que su luz brillante está contaminando la débil luz de los objetos más distantes e interesantes que realmente quieren estudiar.

En este caso, TYC 3203-450-1 es millones de veces más cerca que NGC 7250, que se encuentra a más de 45 millones de años luz de distancia de nosotros. Si la estrella estuviera a la misma distancia de nosotros que NGC 7250, difícilmente sería visible en esta imagen.

Zodiacal light


A bright zodiacal light is visible over the Paranal Observatory. Seeing this faint light in such a detail shows once more the quality of the atmosphere in the Atacama Desert.


Credit:
A. Fitzsimmons/ESO

NEBULOSA PLANETARIA 3699… En su último instante de vida


        


     La imagen de esta fascinante nube de gas llamada NGC 3699 es una nebulosa planetaria. Se distingue por su aspecto irregular y abigarrado y por una grieta oscura, que más o menos la divide en dos.  fue obtenida con la cámara y espectrógrafo de ESO para objetos débiles E FOSC2 (ESO Faint Object Spectrograph and Camera), instalado en el Observatorio La Silla. Puede encontrarse en la abarrotada constelación de Centaurus, en el cielo del hemisferio sur.

     Estos objetos, a pesar del nombre, no tienen nada que ver con planetas y surgen en las últimas etapas de evolución de estrellas similares en masa a nuestro Sol. El nombre “nebulosa planetaria” proviene de la época de su descubrimiento por parte de William Herschel, cuando los telescopios del momento los vieron como objetos redondos de aspecto similar al de los planetas.

     Hacia el final de sus vidas, estrellas como el Sol agotan el suministro de hidrógeno en sus núcleos, poniendo fin a las reacciones nucleares. Esto hace que el núcleo de la estrella se contraiga por efecto de la gravedad y se caliente, mientras que las capas externas, más frías, se expanden enormemente como ejemplo, es probable que la superficie del Sol acaba engullendo la órbita de la Tierra cuando alcance esa etapa en su evolución. Vientos estelares de fuerza inusual empujan las capas de gas más externas de la estrella hacia fuera, exponiendo finalmente el núcleo de la estrella, que empieza a emitir radiación ultravioleta, ionizando el gas expulsado y haciendo que el resplandor de la nebulosa se vuelva etéreo y produzca hermosos y variados objetos como el de esta imagen.




       NGC 3699…  Expandiendo belleza infinita, en su último instante de vida.En el Universo como en la vida misma, todo lleva un ciclo y una razón. Será por eso que debemos vivir el momento, con plenitud, admirando, inspirando nuestros desafíos en las estrellas pero sin olvidarnos de este  a veces conflictuado pero  muy bello planeta Tierra.







Crédito:ESO

¡Agujero negro en la constelación de Sagitario!


Los astrónomos encuentran agujero negro en la constelación de Sagitario

28 de abril de 2017




Sagitario región de la vía láctea. Crédito: Wikipedia

Un equipo internacional de astrónomos llevó a la Universidad de Manchester han encontrado evidencia de un nuevo agujero negro "falta de enlace" en la galaxia de la Vía Láctea, escondido en la constelación de Sagitario.

El agujero negro se encuentra aproximadamente a 26.000 años luz, o 7.9 Kiloparsecs (kpc), de la Tierra en un cúmulo globular llamado NGC 6624. Un cúmulo globular es un enjambre gravitacionalmente ligado de millones de viejas estrellas que ocupan regiones que son sólo unos pocos años luz a través de.

El equipo, liderado por el Dr. Benetge Perera, ha encontrado evidencia de que el pulsar milisegundo (PSR B1820-30A) - un pulsar está muy magnetizado, estrella de neutrones que gira rápidamente y emite un haz de radiación electromagnética - en NGC 6624 es más probable orbitando alrededor de un Agujero negro de masa intermedia (IMBH) situado en el centro del conglomerado. La masa de agujero negro es tan grande, es el equivalente al peso de 7.500 de nuestros soles.

PSR B1820 30A es el pulsar más cercano-conocido al centro de cualquier racimo globular y es el primer pulsar que se encuentra orbitando un agujero negro. La detección de IMBHs es extremadamente importante ya que puede ayudar a los astrónomos a comprender el "eslabón perdido" entre los agujeros negros de masa estelar (SMBH), el más pequeño y los agujeros negros supermasivos (SMBH), que son los más grandes.

El Dr. Perera, del Centro Jodrell Bank para Astrofísica de la Facultad de Física y Astronomía de la Universidad, explica: "Las altas densidades estelares hacia el centro de los cúmulos globulares proporcionan un ambiente probable para la formación de agujeros negros masivos. Entendiendo el eslabón perdido entre los diferentes tipos de agujeros negros.

"Generalmente se cree que podrían ser formados por el colapso directo de estrellas primordiales muy masivas o por fusiones sucesivas de agujeros negros de masa estelar y colisiones desenfrenadas en densos racimos de estrellas jóvenes".

El pulsar fue descubierto usando el Telescopio Lovell, basado en el Banco Jodrell, en 1990. Desde entonces el equipo ha analizado más de 25 años de observaciones del PSR B1820- 30A realizadas con el telescopio. Además del Banco Jodrell, el análisis incluyó los datos obtenidos con el Telescopio de Radio Nançay en Francia.

El profesor Andrew Lyne, también de la Facultad de Física y Astronomía, explica la importancia de descubrir tales pulsares: "Los pulsos como el PSR B1820 30A actúan como relojes fantásticamente precisos y nos permiten determinar con precisión su distancia a la Tierra de la misma manera que el posicionamiento global El pulsar es por lo tanto muy sensible a cualquier movimiento que surja de la gravedad de otros objetos masivos cercanos, como los agujeros negros, facilitando la detección de los mismos ".

El Dr. Perera añadió: "Hemos determinado los parámetros orbitales y la masa complementaria del PSR B1820-30A a partir del movimiento medido a través de la sincronización de los pulsares. En pocas palabras, esto significa que nuestros resultados son consistentes con el púlsar que está en órbita alrededor de una central de masa intermedia negra agujero.

"Este descubrimiento proporciona una importante aportación a nuestra comprensión de cómo los agujeros negros de masa intermedia y los propios clusters se forman y evolucionan".

Lea más en:
https://phys.org/news/2017-04-astronomers-black-hole-sagittarius-constellation.html#jCp

Arp's Loop

Finding blue blobs in space sounds like an encounter with an alien out of a science fiction movie. But the Hubble Space Telescope's powerful vision has resolved strange objects nicknamed "blobs" and found them to be brilliant blue clusters of stars born in the swirls and eddies of a galactic smashup 200 million years ago. The findings are being reported by Duilia de Mello of the Catholic University of America, Washington, D.C. and NASA's Goddard Space Flight Center, Greenbelt, Md. and her colleagues at the 211th meeting of the American Astronomical Society in Austin, Texas. Such "blue blobs"-weighing tens of thousands of solar masses-have never been seen in detail before in such sparse locations, say researchers. They are more massive than most open clusters found inside galaxies but a fraction of the mass of globular star clusters that orbit a galaxy. Because the orphan stars don't belong to any particular galaxy, the heavier elements produced in their fusion furnaces may easily be expelled back into intergalactic space.



This may offer clues as to how the early universe was "polluted" with heavier elements early in its history, say researchers. The mystery is that the "blue blobs" are found along a wispy bridge of gas strung among three colliding galaxies, M81, M82, and NGC 3077, residing approximately 12 million light-years from Earth. This is not the place astronomers expect to find star clusters: in the "abyssal plain" of intergalactic space. "We could not believe it, the stars were in the middle of nowhere," says de Mello. The "blue blobs" are clumped together in a structure called Arp's Loop, along the tenuous gas bridge. The gas filaments were considered too thin to accumulate enough material to actually build these many stars, says de Mello. But Hubble reveals the "blue blobs" contain the equivalent of five Orion Nebulae. After finding that these "blobs" were resolved into stars, the team used the Hubble image to measure an age for the clusters of less than 200 million years with many stars as young and even younger than 10 million years. Not coincidentally, 200 million years is the estimated age of the galactic collision that created the tidal gas streamers, pulled between the galaxies like taffy.

De Mello and her team propose that the star clusters in this diffuse structure might have formed from gas collisions and subsequent turbulence, which enhanced locally the density of the gas streams. Galaxy collisions were much more frequent in the early universe, so "blue blobs" should have been common. After the stars burned out or exploded, the heavier elements forged in their nuclear furnaces would have been ejected to enrich intergalactic space. Radio observations with the Very Large Array of radio telescopes in Socorro, New Mexico, gave a detailed map of the intergalactic bridge that revealed knots of denser gas. Studies with the 3.5-meter WIYN telescope on Kitt Peak in Arizona mapped the optical light glow of hydrogen along the bridge. Observations with NASA's Galaxy Evolution Explorer (GALEX) ultraviolet space telescope revealed an ultraviolet glow at the knots, and that earned them the nickname "blue blobs." But GALEX did not have the resolution to see individual stars or clusters. Only Hubble's Advanced Camera for Surveys at last revealed the point sources of the ultraviolet radiation.


Credit: NASA, ESA, and D. de Mello (Catholic University of America and GSFC)